METODO HOFFMAN

Descripcion :: guia de profesionales


¿Qué es el proceso Hoffman de la quadrinidad?

El Proceso Hoffman de la Quadrinidad es un método poderoso de autoconocimiento y autotransformación cuyo objetivo es desarmar los aprendizajes negativos de la infancia, que crean bloqueos y limitan el propio desarrollo en la vida adulta. Abre e integra el mundo emocional y espiritual, recuperando la libertad y el amor por uno mismo, para el resto de la vida.

¿En qué se basa el proceso?

Su hipótesis fundamental es: "Así como está tu mundo interno está tu mundo externo. Aprenda a cambiar el interno y cambiará el externo".
Consciente e inconscientemente proponemos al mundo una imagen de nosotros y de la vida que condiciona las respuestas del medio hacia nosotros. Es una película que proyectamos constantemente, seleccionando lo que permite reproducirla. Es un molde que recorta la realidad para ajustarla a la visión aprendida en la infancia.
Esta matriz, llamada Programación Negativa, se graba en el mundo emocional desde el momento de la concepción hasta la pubertad, y consiste en una sucesión de imágenes, que configura una película que se activa compulsivamente a partir de la pubertad. Funciona inconscientemente como una visión del mundo con criterio de verdad, no duda que las relaciones y la vida en general sigue sus leyes y límites, al igual que las expectativas que se tienen con los demás y con uno mismo en la adultez.
La concepción de la persona que sostiene este recurso, la considera una unidad compuesta por cuatro aspectos (de allí su nombre, quadrinidad):
emoción, intelecto, cuerpo, y espíritu (o sabiduría interna). Mientras Ud. aprende a limpiar la compulsión a repetir grabaciones en estos cuatro aspectos, aprende sus idiomas, sus amplias capacidades para crecer creativamente en la vida, libre de presiones internas y externas.
Paralelamente una profunda limpieza emocional sucede, la alegría y la paz interna se instalan, vivencias de perdón, compasión y amor incondicional vibran en su interior dando una nueva posibilidad de poder sobre uno mismo y de libertad real. Con herramientas simples y efectivas, para el resto de la vida, para seguir perfeccionándose y evolucionando solo.


¿En qué nos puede ayudar el proceso Hoffman?

Dispara y posibilita una autotransformación interna y profunda que dura toda la vida. Favorece la liberación de la presión interna, desarrollando y actualizando el verdadero potencial. Devuelve el ejercicio pleno de la propia libertad.
Desarma los aprendizajes negativos de la infancia y que limitan la vida adulta.
Recupera y cultiva el amor profundo hacia los padres, base fundamental y motor del amor a uno mismo y a todo lo creado.
Reconecta al ser humano con las vivencias de perdón, comprensión sin condena, compasión y amor incondicional, sentimientos latentes en todo ser humano.
Limpia el canal emocional. Afirma la reconexión y el cuidado del cuerpo.

Elimina el conflicto, intelecto-emoción (debo-quiero) obteniendo paz interior.
Ayuda a superar los deseos de venganza, destruirse para destruir.
Abre a la posibilidad de vivir una vida sin sufrimiento.
Estimula la positividad, la espontaneidad, la creatividad y la alegría.
Afirma la autoestima, el desarrollo del ser genuino.
Favorece una entrega más profunda en las relaciones interpersonales.
Abre y estimula la conexión espiritual.
Integra armoniosamente los cuatro aspectos del ser y los cuatro recursos e idiomas diferentes para encarar con mayores recursos las propias limitaciones.
Brinda herramientas para la autotransformación continua.
Se recupera la capacidad de vivir el presente, dejando de lado la queja del pasado y el deseo de controlar el futuro.

 

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008