ALQUIMIA

Descripcion :: guia de profesionales



Cada día es mayor el interés que despierta la Alquimia entre los interesados al esoterismo.
Los tratados sobre este Gran Arte, desde hace varios siglos, son casi imposibles de encontrar.
Alquimia es una voz que se compone de “al”, articulo árabe y del nombre sánscrito egipcio “Keura”, ciencia por excelencia. Se ha definido a la Alquimia como el arte que se proponía trasmutar en oro a los demás metales y hallar la piedra filosofal, por medio de operaciones químicas.
La Alquimia es una ciencia antigua predecesora y madre de la química, con la cual se apuntaba a la preparación o descubrimiento de la panacea universal, o sea, al remedio contra todas las enfermedades.
La historia de la Alquimia es muy interesante ya que es una de las que mejor revela el carácter del espíritu del hombre, que se conoce como Antropología filosófica, los progresos humanos , con todas sus vicisitudes y contra tiempos, no solo en el terreno material, sino también en el moral y filosófico; y la que da la clave de la invención y desarrollo de la mayor parte de las industrias, en particular las llamadas “químicas!, base y fundamento principal de las comodidades y ventajas de la vida actual.

¿Quiénes eran los alquimistas?


En la Edad Media, los alquimistas, los antecesores de los químicos, tenían como meta fundamental modificar su ser interior para alcanzar un estado espiritual más elevado y pensaban que con la transmutación de los metales en oro podían lograrlo. Esa transmutación, conocida como la gran obra, debía realizarse en presencia de la piedra filosofal, cuya preparación fue la tarea que se impusieron los alquimistas. En el siglo XIII, el objetivo de la alquimia incorporo la búsqueda del elixir de la larga vida, infusión de la piedra filosofal, que debía eliminar la enfermedad y prolongar la vida.
Alguna gente (la gran mayoría) ha acusado a los alquimistas de charlatanes e impostores. Con toda seguridad, hombres como Rogerio Bacón, Cornelio Agrippa, Enrique Kunrath y el árabe Geber (el primero que introdujo en Europa algunos secretos de la química), difícilmente pueden ser calificados de impostores y muchos menos de locos, por el contrario, fueron capaces de penetrar tan adentro en las secretas operaciones de la Naturaleza en una determinada dirección y deben, por ende, haber tenido buenas razones para estudiar, practicar y llegar a ser Alquimistas.
Muchos de los Alquimistas han trabajado teniendo la convicción de lograr su objetivo, con incansable paciencia y pureza de corazón, cosa que los verdaderos alquimistas recomiendan muy encarecidamente como principales requisitos para el buen éxito de sus operaciones.
Los procedimientos alquímicos pueden ser utilizados con éxito únicamente por aquellos que son alquimistas de nacimiento o por educación.
La verdadera Alquimia es un ejercicio del mágico poder de la libre voluntad espiritual del hombre, y por esta razón no puede ser practicada sino por aquel que ha renacido en espíritu…

¿Qué es la Alquimia?

Pues bien, la Alquimia es una voz derivada de Al, fuego o el dios y patriarca, y de Chemi, del griego chemeia, de chumos (zumo), mezcla de jugos ó Kham, voz egipcia sinónima de Akâza –bajo otro aspecto Kundalini-, la electricidad oculta, el alkahest de los alquimistas en cierto sentido, o el disolvente universal; la misma Anima Mundi en el plano superior, como la Luz Astral en el inferior; la sutil, supersensible esencia espiritual que llena y penetra todo el espacio; la sustancia viva primordial.
La cuna de la Alquimia debe buscarse en los tiempos más remotos, ha sido el estudio favorito de reyes y sacerdotes, y como lo dice el nombre, es la química de la Naturaleza, es decir, la química Natural.

¿Qué estudia la Alquimia?

La Alquimia trata de las fuerzas más sutiles de la Naturaleza y de las diversas condiciones en que aquéllas obran. Pretendiendo bajo el velo del lenguaje, más o menos artificial, comunicar a los no iniciados la porción del Mysterium Mágnum que puede ponerse con seguridad en manos de un mundo de Egos, es decir, de un mundo egoísta.
No hay sino un solo objetivo de la Alquimia, que es el transmutar en oro puro los metales groseros. Con todo, respecto a lo que en realidad es aquel oro, muy poca gente lo sabe con exactitud…

Bibliografía:

1. H. P. Blavatsky, Isis sin Velo
2. H. P. Blavatsky, Glosario Teosófico
3. Krumm-Heller, Plantas Sagradas
4. Franz Hartmann, Ciencia Oculta de la Medicina
5. Real Academia Española, Diccionario de la Lengua Española
6. Julio Pimentel Álvarez, Breve Diccionario Latín-Español, Español-Latín
7. Samael Aun Weor, Sabiduría Gnóstica
8. Samael Aun Weor, Tratado de Medicina Oculta y Magia Práctica
9. Samael Aun Weor, El Matrimonio Perfecto
10. Samael Aun Weor, Tratado de Alquimia Sexual

 

Despertar Espiritual - Todos los derechos reservados 2008